Imaginad por un momento que los seres humanos dejamos de emitir CO2 ahora mismo. Por completo: ni coches, ni industria, ni aviones… ¿Qué pasaría? La respuesta os va a sorprender. Os cuento.

Venga, sin más preámbulos: no pasaría nada. ¿Y el año que viene? Pues nada apreciable tampoco… ¡pero no os quedéis aquí! Seguid leyendo, porque el resto de consecuencias también os van a sorprender y no quiero que os vayáis de este post desanimados.

El CO2 tiene un ciclo muy largo

Antes os decía que la cantidad de CO2 en la atmósfera seguiría sin variar demasiado. Esto es porque se tarda muchísimo tiempo en eliminar el CO2 de la atmósfera y llevarlo a otro sitio del sistema climático. Hablamos de siglos… casi milenios. Así que el problema no es sólo el CO2 que estamos emitiendo, sino el que ya hay en la atmósfera, que es mucho (podríamos dar estimaciones de hace cuánto no había esa cantidad, pero creo que es suficiente quedarnos con la idea de que el Homo sapiens NUNCA ha vivido con tanto) 

¡Estupendo! Entonces el CO2 apenas variaría en mucho tiempo pero, ¿qué pasaría con las temperaturas? Si dejásemos de emitir hoy mismo, en años posteriores la temperatura incluso podría seguir subiendo algo por el CO2 ya acumulado (la respuesta no es inmediata…) y luego ya se “estabilizaría”. ¿Cuánto tiempo estaría “estable”? Pues depende de cuánto CO2 haya en la atmósfera, pero si no cesa la emisión de CO2 ahora mismo (algo que, evidentemente, no va a pasar) estaríamos hablando de muchos siglos con temperaturas que continuarán estando sobre niveles preindustriales (Nota: pongo “estable” entre comillas porque cada año hay factores que afectan a la temperatura global. Por ejemplo, El Niño, La Niña… Con esto, la temperatura se moverá en un rango más cálido que ahora, aunque realmente es imposible que todos los años sean iguales).

En cualquier caso, esto no lo notaríamos sólo en las temperaturas. ¿Qué le pasaría al mar? El nivel del mar continuará subiendo. ¿Cuánto? Pues, de nuevo, depende de las emisiones que hagamos en los próximos años, pero ojo al siguiente dato, porque el mar tiene una inercia ASOMBROSA: incluso cumpliendo el Acuerdo de París (+2ºC en 2100 y, a ser posible, 1.5ºC), el nivel del mar seguiría subiendo entre 0.4 y 0.8 cm MÁS hasta finales de siglo (el caso pesimista no lo voy a poner… que bastante pesimista me parece el caso optimista).

¿Motivo para el desanimo? Al contrario.

Como veis, uno de los principales problemas del cambio climático es esta tremenda inercia que tiene el propio sistema climático. Es como si estuviésemos en un camión, cuesta abajo, acelerando y quisiéramos pisar el freno. ¡Ni se va a parar de golpe ni mucho menos va a volver hacia arriba y cuanto más aceleremos más costará frenar! Así que técnicamente no podemos “solucionar” el cambio climático por esta dificultad de volver hacia atrás en algunos aspectos. Desanima, pero ¿significa esto que está todo perdido? Pues no deberíamos tomarlo como “no hago nada porque, total, no se va a parar…”, ¡sino al contrario!

Como dice Andreu Escrivá:Si se te está quemando la casa, ¿no haces nada por apagar el fuego y salvar lo máximo posible?” Es muy parecido a lo que está ocurriendo: se nos está quemando el salón y estamos a tiempo de hacer que el fuego no llegue a las habitaciones. Es más. Estamos a tiempo de hacer que el fuego no devore columnas y vigas importantes que harían que parte de la estructura fallase. Estamos a tiempo de no sobrepasar algunos puntos problemáticos (llamados puntos de no retorno) que llevarían al clima a un estado mucho peor. Puntos como cierto límite de deshielo de Groenlandia (aunque ya se empieza a especular con que ese límite se ha sobrepasado), del deshielo del permafrost, del debilitamiento de la corriente atlántica (que seguramente tarde muchísimo en llegar)

Precisamente, el límite del Acuerdo de París es el que consideramos “asumible” para no sobrepasar algunos puntos muy peligrosos. ¿Cómo vamos? Pues… vamos regulín. Según las previsiones actuales, en las próximas décadas podríamos sobrepasar el límite idóneo de 1.5ºC.

Adaptación PF1.2 SR1.5-IPCC. Al ritmo actual, el aumento de temperaturas se alcanzará en torno a 2040. La trayectoria de 1.5ºC representada implica disminuciones en las emisiones que comienzan inmediatamente y emisiones de CO2 que se igualan a 0 en 2055.

Además, no podemos cambiar esta tendencia de la noche a la mañana. Al igual que el cambio climático no es un asesino que aparece con un hacha diciendo “aquí estoy”, no podemos frenarlo como quien estudia un examen el día de antes y aprueba… ya veis que esto es más complicado. Además, recordad que cuando hablamos de cambio climático hablamos de mucho más que el hecho de que «haga más calor». Hablamos de cambios en ecosistemas, de migraciones, de salud… cambios en el mundo tal como lo conocemos ahora y que nos sustenta como civilización.

Y como comentario final: ¿Qué podemos hacer desde casa para minimizar las emisiones? Os dejo este gráfico del Observatori del Canvi Climatic con las acciones que podemos tomar frente al cambio climático y un juego para que veáis si acertáis. Nota: obviamente necesitamos tomar medidas en todos los niveles, sobre todo en aquellos sectores que más gases de efecto invernadero emiten a la atmósfera, pero en este caso me centro en las acciones individuales porque es lo que más me soléis preguntar.

Impacto de las decisiones individuales en la emisión de CO2.

¡Y ya acabo! Sí, esto de la irreversibilidad es un poco demoledor… pero es la realidad, y la realidad nos dice que aún estamos a tiempo de evitar efectos peores y sobrepasar puntos que nos costaría aún más revertir. Podemos y debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano en todos los niveles y de forma urgente. ¡Gracias por leer y compartir!


¿Te ha gustado? Aquí te dejo más contenidos

La corriente atlántica, en su su estado más débil del último milenio

La corriente atlántica, en su su estado más débil del último milenio

La corriente atlántica se está frenando por el cambio climático y un estudio confirma que su estado actual es el más débil del último milenio
Read More
Día Mundial de la Biodiversidad 2019

Día Mundial de la Biodiversidad 2019

El día 22 de mayo es el Día Mundial de la Biodiversidad Biológica y en 2019, en el programa La...
Read More
¿Por qué sube el nivel del mar?

¿Por qué sube el nivel del mar?

El 8 de junio se celebra el día mundial de los océanos y en 2020 desde Aquí la Tierra escribimos...
Read More